Cruceros: gremio pide intervención de las autoridades

0

El presidente de la Corporación de Puertos del Conosur, Carlos Sackel, lamentó que los portuarios hayan reflotado las amenazas contra la industria de cruceros en Valparaíso, algo que podría concretarse el 25 de abril cuando el “Norwegian Sun” ponga fin a la temporada

“Nosotros, como Corporación, tuvimos una reunión, analizamos el tema y desgraciadamente no es algo que esté en nuestras manos. Acá hay otros que están manejando la cosa sin importarle las consecuencias”, dijo el líder de la entidad que agrupa a los puertos nacionales que reciben cruceros, rechazando los métodos empleados por los trabajadores agrupados en la Coordinadora Marítimo Portuaria.

“Se ha dicho en múltiples tonos que esto afecta al país y no solamente a la Corporación o al puerto de Valparaíso. No entiendo que es lo que ganan los trabajadores con este tipo de amenazas. Si bien ellos pueden sentirse afectados por una medida todo tiene arreglo, pero una amenaza es distinto”.

“No eran los actores”

Respecto al rompimiento del acuerdo que se había logrado tras una reunión entre los portuarios y el gerente del VTP, Juan Esteban Bilbao, deslizó que era algo esperable pues no concurrieron a él todas las partes involucradas.

“Creo que se tomó en una instancia que no era la ideal porque el señor Bilbao y el señor (Claudio) Nast no eran los actores principales, sino que eran el puerto de Valparaíso, la intendencia y las autoridades de Gobierno. Los demás podemos tener muy buenas intenciones pero no vamos a resolver el problema”, recalcó, añadiendo que la Corporación le ha planteado a las líneas de cruceros que harán lo que puedan “dentro de las posibilidades” para normalizar la situación.

“Ellos quieren tener seguridad porque tienen la responsabilidad de miles de pasajeros y una repercusión mundial, entonces lógicamente están preocupados”, comentó Sackel quien pidió una participación mayor de las autoridades.

“Quiero ser muy honesto. La Corporación ya no puede hacer más de lo que ha hecho en el sentido de conversar con las empresas, con el puerto de Valparaíso y todos los que algo tienen que ver. Acá las autoridades tienen que tomar partido de manera muy fuerte en este tema y dialogar con los trabajadores para alcanzar un entendimiento”, enfatizó el líder gremial.

“Entiendo que ellos quieren llegar a un acuerdo desde el punto de vista económico, pero no sé cuánto de eso hay detrás, me parece que hay otras cosas”, agregó Sackel quien señala que esto ya genera inquietud en otros puertos como Buenos Aires. “Hay inquietud y las líneas están evaluando otras opciones como San Antonio”, deslizó.

ALDONEY: “ES UNA IRRACIONALIDAD EXTREMA”

“Hay que tener cordura porque lo que puede pasar acá es que todos salgan perdiendo, principalmente la ciudad de Valparaíso”, dijo el intendente regional Gabriel Aldoney. La autoridad agregó que lo que se está haciendo es de “una irracionalidad extrema”, añadiendo que cada cual deberá asumir las consecuencias de sus actos. “Nosotros vamos a tomar todas las medidas, y esto no es una amenaza ni una advertencia, sino que tenemos la obligación como autoridad de garantizar la seguridad a los cruceristas, pero también cautelar una actividad tan importante para la ciudad de Valparaíso”, dijo.

Fuente: El Mercurio de Valparaíso

A %d blogueros les gusta esto: