Los riesgos que enfrenta el Puerto de Valparaíso por bloqueo de naves

0

Los problemas que sufrieron los más de 3.500 pasajeros que el pasado miércoles no pudieron embarcar ni desembarcar en Valparaíso producto de la manifestación de trabajadores portuarios motivada por el tema de las “cargas limpias” preocupan a los sectores económicos ligados a la industria de los cruceros.

Las posibles consecuencias que sufrieron los turistas del “Crown Princess” y el “Costa Luminosa” no fueron menores por lo cual se temen las eventuales consecuencias que esto puede tener para un área que en los últimos años experimentó un repunte.

” Lo que se afecta es la imagen del país. Muchas cosas se ponen en riesgo con este tipo de manifestaciones independiente de las razones que se tengan. Desde nuestro punto de vista es demasiado sensible lo que se está afectando, es condenable”, comentó el vicepresidente de la Corporación de Puertos del Conosur, Ignacio Covacevic.

El mayor peligro

El ejecutivo explica que, al igual que un avión, los cruceros tienen un itinerario que deben cumplir por lo tanto cualquier problema que se produzca en un puerto de la ruta afecta en definitiva todo el producto que se está ofreciendo.

En esa línea situaciones como la ocurrida ayer hace que las líneas analicen opciones. “Si hay riesgos de perder la certidumbre de entregar un itinerario que se cumpla, se pone en riesgo la posibilidad de que los cruceros puedan ofrecer un buen producto a sus pasajeros y, ante eso, lo más probable es que evalúen otras alternativas y al final los cruceros pueden ir a otros destinos. No digo que se vayan a ir pero con estas cosas se acerca mucho más esa posibilidad”, advierte Covacevic, que recuerda que Valparaíso en su calidad de home port es el enclave donde los cruceros hacen la mayor parte del cambio de pasajeros. “No solo afecta a los puertos chilenos sino que a toda la ruta, incluyendo a puertos argentinos porque el principal track de navegación es desde Valparaíso hasta Buenos Aires”.

Agrega que el paso que queda es tratar de solucionar el problema interno y luego explicar a las líneas de cruceros con la mayor transparencia posible lo que ocurre. “En la medida que no se les comunique en forma oportuna también crea aprehensiones respecto al problema que se puede estar produciendo”, enfatizó.

Para el presidente de la Cámara Regional de Comercio de Valparaíso (CRCP), Pier-Paolo Zaccarelli, lamentó la situación recordando los esfuerzos que se han hecho para que la industria de cruceros vuelva a confiar en el país como destino de sus rutas. “Este rubro viene recuperándose de años de importante disminución de recaladas y requirió de cambios legales y de esfuerzos comerciales para poder volver a poner a los astilleros chilenos en el circuito mundial de los cruceros. Dado el potencial de desarrollo en esta materia y siendo el turismo una de las principales actividades económicas de la zona, al afectarlo con hechos como éste, solo pospone a la productividad de la ciudad y el beneficio para sus habitantes, que al no encontrar sectores donde obtener trabajo de calidad, caen en la informalidad o se desplazan de la ciudad”, comentó el líder gremial.

Agregó que la seguridad en el turismo es una de las variables claves para la decisión de visita y ésta también se relaciona con la certeza de que los servicios contratados se otorgarán en forma completa.

“Este tipo de problemas ajenos al sector, sólo perjudican la imagen país frente a los turistas y las líneas de cruceros, que lamentablemente tienen muchas alternativas seguras donde continuar desarrollando sus actividades”, dijo.

Zaccarelli recalca que el daño que se genera con estos problemas no sólo afecta a los visitantes actuales, sino a la planificación de los próximos años en las líneas de cruceros, ya que al salir de los circuitos se genera un impacto altamente negativo al turismo nacional, especialmente en las ciudades como Valparaíso.

Agregó que la entidad alertó en su momento sobre los problemas de competitividad que provocaría el tema de las “cargas limpias” y que espera que las reuniones entre EPV y los trabajadores lleguen a buen puerto.

En tanto, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (CNC), Ricardo Mewes, también lamentó la situación.

“No es posible que un grupo de trabajadores manifieste su malestar hacia las autoridades, impidiendo el paso de los turistas que venían llegando al principal puerto de nuestro país a bordo de grandes cruceros. Como Cámara hacemos un llamado a resolver este conflicto sin afectar la imagen de nuestro país, el comercio y, sobre todo, el turismo”, subrayó.

Fuente: El Mercurio de  Valparaíso

A %d blogueros les gusta esto: