PGE: Intendente Aldoney reconoce que San Antonio “está haciendo mejor las cosas”

0

Al intendente Gabriel Aldoney no le sorprenden los avances que ha realizado San Antonio en relación al proyecto de Puerto de Gran Escala (PGE), el que en el último trimestre de este año ingresará al Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) y al Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC).

En esa línea, y analizando la situación de Valparaíso, que es otra de las opciones para la ubicación de la megaestructura, el jefe regional considera que las dificultades que ha implicado la iniciativa de expansión del Terminal Dos en los últimos años conspira contra un avance más significativo en ese sentido.

“Creo que Valparaíso, con la demora que ha tenido en resolver el Terminal Dos, obviamente que ha gastado una tremenda energía en poder recuperar la capacidad que en algún minuto tuvo sobre San Antonio. Obviamente que eso ha atrasado las obras destinadas a que Valparaíso pueda avanzar también en la propuesta del Puerto de Gran Escala”, enfatizó Aldoney.

Asimismo, recordó que en procesos anteriores Valparaíso siempre tuvo dificultades para licitar primero o antes que San Antonio los terminales. “Acuérdense que Puerto Central se licitó en conjunto con el actual TCVAL y en una primera instancia el proceso se adjudicó en San Antonio y en Valparaíso se declaró desierto; por lo tanto, es evidente que estamos ante un problema y que de alguna manera Valparaíso tiene que resolver”, deslizó.

En cuanto a los pasos que ha dado San Antonio en esta materia, en relación al desarrollo mostrado por el proyecto de PGE, el intendente regional fue enfático.

“Siempre debo aclarar que soy intendente de toda la región y, en ese sentido, debo tener la capacidad de valorar lo que está haciendo San Antonio, o sea, los que tienen que responder esa pregunta son otras personas. Naturalmente, a mí me preocupa que Valparaíso no aproveche, por decir así, la potencialidad que tiene, pero también tengo que decir, como intendente de la región, que San Antonio está haciendo mejor las cosas”, concluyó.

Reparos por PGEEn el sector marítimo portuario hay varios puntos de consenso que cuestionan la necesidad de un megapuerto, más allá de los avances que presenta San Antonio en este tema.

Entre ellos, que no se trata de una obra urgente, que no es conveniente aglutinar todas las inversiones en un solo puerto por los riesgos que ello implica y que debe responder a criterios técnicos y no a intereses políticos ni económicos.

“La posición de nuestro gremio siempre ha sido la misma: no se justifica construir un megapuerto en este momento en la zona central del país, pensar en eso es absurdo y es no asumir la realidad económica que se vive actualmente”, comentó el vicepresidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Agentes de Naves de Chile (Asonave), Carlos Manterola.

El personero opina que con las ampliaciones que se han hecho, tanto en Valparaíso como en San Antonio, hay capacidad instalada para unos 30 o 40 años más “porque el país no está creciendo como lo hacía el año 2000 cuando hablábamos del 11% anual”, recalcando que lo prioritario en este momento apunta a la conectividad de los puertos.

“No se requiere un Puerto de Gran Escala, salvo que haya otro tipo de intereses de por medio que yo desconozco”, enfatiza. Asimismo, manifiesta que es un error aglutinar las inversiones únicamente en un enclave por los riesgos que ello implica. “No es conveniente en un país sísmico, donde tenemos la experiencia de 1985, que fue un terremoto de 7,8 y donde San Antonio colapsó. El puerto no resistió, se cayeron las grúas, y Valparaíso, aunque quedó bastante deteriorado, pudo cumplir con los requerimientos del comercio exterior. Pero los importante es que había dos alternativas”, dijo Manterola.

Una visión que es respaldada por el presidente de la Federación de Dueños de Camiones de la Quinta Región (Fedequinta), José Egido.

“Sería un tremendo error apostar todo a un solo puerto, primero por la competencia que tienen los concesionarios y, segundo, por factores de la naturaleza, acá hablamos de un terremoto, como ya sucedió hace tres décadas, o de un maremoto”, puntualizó el líder gremial, quien subraya que una definición por parte de las autoridades se ve lejana.

“No creo que se tome en este Gobierno; y si se hace, le va dejar una tremenda responsabilidad al próximo, sobre todo que se ha dicho en todos los tonos que no hay presupuesto para ello, pero lo que nos parece curioso es que sí hay dinero para entregarle US$ 100 millones al ferrocarril que une Santiago con San Antonio… hay muchos intereses particulares o corporativos detrás de esto”, señaló. Por último, sostuvo que no se puede pensar todo el desarrollo hacia el mar y que es imperioso avanzar en conectividad.

Fórmula equitativa

El secretario ejecutivo del Consejo Regional Logístico (Corelog) y expresidente de la Cámara Aduanera , Javier León, aludió al informe de los ingenieros de la Universidad de Chile, Hugo Baesler y José González, que apunta a reducir los sitios del proyecto de PGE en San Antonio por riesgo de tsunami y cuyos puntos principales fueron dados a conocer por la edición del pasado domingo de El Mercurio.

“Creo que esto hay que mirarlo con más altura de miras en el sentido de verlo como país; y en esa línea, pienso que el informe que se conoció por parte de los ingenieros de la Universidad de Chile plantea algo que es bastante cuerdo y coherente en el sentido de que habría que bajar los ocho sitios que se plantean en San Antonio a cuatro para que no hubiese problema en el caso de un terremoto o un tsunami y construir tres sitios en Valparaíso”, señala el ejecutivo, quien subraya que ello no sólo se refiere a estos fenómenos naturales, sino que también frente a eventuales paralizaciones.

“En eso hay que recordar que los paros han sido en San Antonio y el puerto que se ha mantenido activo es TPS en Valparaíso. Por eso que es bueno siempre tener una alternativa, sobre todo en la zona central”, añadió.

León aseveró que un aspecto que también hay que considerar y que se consigna en el documento respecto al puerto que se plantea construir en San Antonio, “es que no tiene aguas abrigadas, lo que es riesgoso. En cambio, Valparaíso sí las tiene”.

En ese contexto, precisa que lo mejor es diversificar. “Entonces, creo que lo mejor, más allá del color con que se abanderice cada uno, ya sea San Antonio, Valparaíso o incluso Longotoma, lo más razonable sería dividir con cuatro sitios en San Antonio y tres en Valparaíso”, ratificó.

“Creo que Valparaíso, con la demora que ha tenido en resolver el Terminal Dos, obviamente que ha gastado una tremenda energía”

Gabriel Aldoney, Intendente regional”
“Hay que verlo como una inversión país para que no vaya a pasar otro desastre como el puente Cau Cau u otro Transantiago”, Javier León Secretario Ejecutivo Corelog”

Fuente: El Mercurio Vaparaíso